Gastos de envío GRATIS* a partir de 60 € ¡Que aproveche!

¿Cómo hacen las abejas la miel?

Las abejas pecoreadota utilizan su lengua para absorber el néctar de las flores que visitan, introducirlo en los cultivos y devolverlo a la colmena, donde se entrega al joven trabajador más cercana la piquera. Después de transferir la carga a sus hermanas, inmediatamente salen a buscar más néctar.

Las abejas dentro de la colmena rápidamente empiezan a trabajar, convirtiendo el néctar en miel, pues hay que reducir el porcentaje de humedad del 60% donde el néctar entra a la colmena a 16 o 18 donde hay miel, justo cuando los trabajadores lo ponen en la celda. El proceso puede tardar varios días, dependiendo de dos factores: la humedad y la temperatura exterior.

Miles de abejas jóvenes que no han salido de la colmena pasaron el néctar mientras enriquecían y secretaban las enzimas. Cuando la cantidad de entrada de néctar es alta, las gotas de néctar se depositarán en el panal per las abejas no tienen tiempo para procesarlo.

Por la noche, cuando todas las abejas están dentro de la colmena, las abejas jóvenes, lactantes y forrajeras terminan de procesar el exceso de néctar que ingresan durante el día. El primer proceso de tratamiento del preciado líquido está llegando a su fin, consiguieron reducir la humedad al 25% y aportaron los principios activos, pero los científicos no han realizado todavía una investigación en profundidad al respecto.

El néctar se deposita en las celdas del panal, donde seguirá perdiendo agua hasta alcanzar la madurez deseada (alrededor del 18%). Cuando las abejas comprueban si la miel se puede almacenar, sellan las células con una fina capa de cera. Este proceso se llama taponamiento celular y es una señal que le dice al apicultor cuándo pueden recolectar miel de la colmena.

Durante todo el proceso de deshidratación del néctar, las abejas utilizan la pérdida de humedad para enfriar el panal. Cientos de abejas en forma de abanico forman un flujo de aire entre los panales y reducen la temperatura interna del panal en más de 15 grados. De esta forma, la temperatura del nido de cría se mantiene constante, siempre en torno a los 36 grados.

Una vez que se cubren las células llenas de miel, se pueden almacenar durante muchos años en perfectas condiciones de alimentación.

Puedes encontrar miel artesanal dentro de nuestra amplia selección de mieles, recolectadas por los mejores apicultores artesanales.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies no-artesanas. Puedes ver aquí la Política    Ver Política de cookies
Privacidad